La zona de confort: ¡Necesitamos motivación!,¿Responsabilidad de recursos humanos o de cada líder?

02.11.2009 11:23

 

Generando Experiencias de Aprendizaje

 

Volumen 1, Número 10

 

Nuestro diagnóstico

La zona de confort: ¡Necesitamos motivación!

¿Responsabilidad de recursos humanos o de cada líder?


 

 

Dilema en Capacitación: Motivar a mi equipo de colaboradores, ¿es responsabilidad de Recursos Humanos o es mía?

Es una realidad, la presión a la que estamos siendo sometidos por la crisis nos ha generado, en la mayoría de los casos, desmotivación de nuestro equipo de trabajo.

La incertidumbre de cuándo mejorarán las cosas ligada a el enfoque a resultados: “número, números”, como me comentaban hace unos días en un taller que impartíamos.

Pero independientemente de la situación moral y clima que se respira en muchas áreas de nuestras empresas, hagámonos dos simples preguntas:

¿de quién es la responsabilidad de mantener motivado a mi equipo de trabajo?;

¿qué se puede hacer para romper con esta situación de desmotivación de mi equipo?

Empecemos por revisar y aterrizar e tema:

 

Motivación.

En psicología y filosofía, motivación son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación.

Este término está relacionado con el de voluntad y el del interés.

 

Motivación, en pocas palabras, es la Voluntad para hacer un esfuerzo, por alcanzar las metas de la organización, condicionado por la capacidad del esfuerzo para satisfacer alguna necesidad personal.

Son las actitudes que dirigen el comportamiento de una persona hacia el trabajo.

Y por el otro lado veamos lo que significa desmotivación.

Un término opuesto a motivación, es desmotivación, generalmente definido como un sentimiento de desesperanza ante los obstáculos, o como un estado de angustia y pérdida de entusiasmo, disposición o energía.

Aunque la desmotivación puede verse como una consecuencia normal en las personas cuando se ven bloqueados o limitados sus anhelos por diversas causas, tiene consecuencias que deben prevenirse.

La desmotivación puede resultar claramente nociva si se convierte en una tendencia recurrente o estable, pues tiende a afectar la salud, a limitar la capacidad de vinculación y a desfavorecer la productividad por cuanto afecta la confianza en uno mismo, el flujo de la creatividad, la capacidad de tomar riesgos y la fuerza de la voluntad.

Respondamos la primera pregunta.

En el modelo del jefe, la responsabilidad de motivar a la gente era de Recursos Humanos, en el modelo del líder la responsabilidad es nuestra.

Dentro del proceso de transformación de RH de “Oficina de Personal”, con funcionas básicamente transaccionales a una a un área de “Desarrollo y Administración del Capital Humano” .

Recursos Humanos debe hacer su parte del proceso de comunicación global a los colaboradores de la empresa, pero el responsable de mantener la integración, la dirección, el interés y la voluntad de acción de nuestro equipo de colaboradores debemos ser los líderes de equipo.

Debemos trabajar con nuestra gente: comunicación eficaz, retroalimentación, aliento, ayudarlos a crecer, identificación de talento, planes de desarrollo, relación cordial, ejemplo, desafíos, confianza, entrenamiento y guía.

Recursos Humanos debe así transmitirnos la responsabilidad y debe trabajar en desarrollarnos estas habilidades.

 

Y contestando la segunda pregunta.

Construyendo los objetivos* con mi equipo, no solo comunicándolos o transmitiéndolos.

La voluntad y el interés debe ser construido y alimentado a nivel individual, generado porque conozco a dónde vamos, entiendo la misión de la empresa, comparto la visión y la entiendo: porqué sé como mi trabajo aporta valor al objetivo, porqué se lo importante que es mi pequeña o gran parte dentro del proceso, porqué entiendo cómo podemos lograr los objetivos planteados, porqué hemos revisado el proceso actual para redireccionar conductas en acciones alineadas con mi objetivo, tu objetivo, nuestro objetivo, el del área, el de la empresa y el más importante: el del cliente.


Creo que ha llegado el momento( para quien no lo ha hecho o ni siquiera lo tenía contemplado) de que el líder sea una extensión de recursos humanos, preocupado y ocupado en que su equipo de trabajo esté comunicado, integrado, alineado y capacitado, con un plan de desarrollo que se ocupe de actitudes, competencias, conocimientos y herramientas para realizar sus funciones actuales como las del siguiente nivel superior, dejando totalmente claro las conductas que necesitamos de cada nivel o función; y por consecuencia tener colaboradores automotivados y totalmente comprometidos..


¿Usted, qué opina?


(*) En el próximo boletín hablaremos de ejemplos de construcción del objetivo con su equipo de colaboradores.


 

Generando Experiencias de as Secciones

Opiniones de Alfonso Treviño
Socio Consultor TEDE

 

Definiciones:  Wikipedia

 


Este boletín le llegará a usted frecuentemente porque se encuentra en nuestra base de prospectos o de clientes, si usted considera que no desea recibirlo, favor de mandarnos un email con el titulo de “dar de baja” a contacto@tede.com.mx y a la bre