Trasladando el pasado al presente:Tendencia a la Permanencia

15.07.2009 10:08

 

 

Nuestro Diagnóstico

Trasladando el pasado al presente:

Tendencia a la Permanencia

 

¿Porqué nos cuesta tanto trabajo dejar de aplicar modelos del pasado para resolver el presente y el futuro?


A menudo consideramos positivo y correcto continuar tomando las decisiones actuales, como las hemos tomado en el pasado, ya que, además, este método nos asegura que no serán cuestionadas fácilmente y por otro lado, reafirman la identidad de nuestra empresa, nuestro estilo y nuestro modelo de negocio.

También las amenazas de un cambio, generan incertidumbre en los lideres que hace que se aferren cada días más a sus antiguas y tradicionales formas de hacer las cosas.

Generándose un proceso de “cierre cognitivo”: no querer usar lo nuevo o diferente.

La necesidad del cierre cognitivo tiene que ver con la satisfacción y tranquilidad proporcionada de tener una respuesta clara a cada pregunta que surge , así como tener una aversión a la ambigüedad.

 

Como seres humanos tenemos un tendencia a congelar el conocimiento que ya tenemos y evitar toda prueba que pueda criticar lo que creemos y sabemos.

 

Solemos congelar el conocimiento anterior, principalmente cuando:

Se ve forzada a cumplir con plazos en la toma de su decisión.

Cuando hay una presión temporal o crítica.

Existe saturación psicológica o cansancio físico que limitan el uso de energía para pensar, analizar y procesar más información o nuevos datos.

Tiene un malestar físico que limita el enfocarse a este proceso.

Siente temor ante la situación posiblemente nueva o critica y prefiere seguir la línea cultural tradicional.

El “cierre a lo nuevo” pueda ser valorado y apoyado por alguna persona significativa (posiblemente jefe).

 

Bajo estas premisas, que generan las tendencias de ACTUAR en base a modelos del pasado, encontramos una brecha entre el SABER y el HACER, porque seguramente quienes decidimos, nos regimos bajo este modelo, SÍ CONOCEN modelos, métodos, prácticas y enfoques NUEVOS, pero implementarlos nos llevaría tener una “incompatibilidad con lo que somos”.

Solemos enseñar lo nuevo a nuestros colaboradores, sabiendo en nuestro interior que difícilmente los APLICAREMOS.

 Por lo que encontramos una disyuntiva importante en la estructura de nuestros modelos de capacitación:

¿Cursos-Taller orientarlos más al SABER que al HACER, dejando amplia brecha en su aplicabilidad?

 ó

¿Cursos-Taller orientados al HACER, bajo un modelo laboral y de cultura organizacional que nos permita y fomente su aplicabilidad?

 

¿Cuál es su caso?

 

Bibliografía, Notas y Referencias:

Sección: Nuestro Diagnóstico

Artículo de Alfonso Treviño
Socio Consultor Tede

“La brecha entre el saber y el hacer”
Pfeffer y Sutton
Management Conocimiento
Editorial Granica, 2005